viernes, 7 de octubre de 2016

Poema XXXVI del chileno Carlos Ernesto Sánchez


y te fui
colocando el condón
lentamente
como si fuera el masaje
que clausura mi boca.
Mano placentera
momento
de sentir cada centímetro
y en la comparación
asumirte
como el hombre que esta noche
me necesita
no para amarme
sino para que no quede huella
de la calentura.


Y eres lejano
en ti no tendré
el susurro maloliente del cigarro
en mi oreja.
Tal vez te compare
con los años de
Peter Frampton
que un hombre
sin condón
quiso que fuera de él.

Ahora nada
es mío
ni la humildad
genital
ni el mísero olor.
Plástico
látex
ánfora
que goza al saber que de ti
algo muere en ella.

*****

Carlos Ernesto Sánchez nació en Santiago de Chile, en 1955. Es escritor, docente y comunicador social. Ha realizado cursos y seminarios en filosofía y teología. Fue seminarista y religioso en varias comunidades como los benedictinos y los misioneros de la Sagrada Familia. Su pasado religioso está presente en sus textos.

Publicó: Tres poetas (antología,1988), Cantos de locura, pasión y tristeza (2002) y Tengo una pena contigo... Pienso en macho (2004).

El poema XXXVI de Carlos Ernesto Sánchez fue publicado originalmente en "Tengo una pena contigo.. Pienso en macho". Yo lo encontré en “Versos Di-versos, antología poética sexo-género diversa contemporánea e hispanoamericana” de José Rafael Zambrano y Mariajosé Escobar. Acá mi comentario sobre esta obra.