jueves, 4 de junio de 2015

Un poema de Kattia Piñango Pinto


No espero,
Y así
Llegas
Breve
Volátil
Poco visible
Sin ser anunciado

Volvemos a lo nuestro:
Avanzamos.
Retrocedemos.

Uno, dos, cuatro pasos
Siempre atrás
Siempre adelante.

Pareciera un juego sencillo
Sin ciencia.

Nadie pierde nada
No hay reclamos
No se busca sorpresa

Sin riesgos
Sin puñales en el pecho.

Apenas algo sustentable:
Una seguridad hueca
Una batalla avisada



Luego,
Se repiten
Los vaivenes del azar
Las confrontaciones habituales

Un sí ni no
en entredicho
con inútil presunción
Somos y no
eres y no
soy y no

Se trata de esta permanencia
sin innecesarias querellas.
Tú estás a salvo.
Yo también.

Y sin embargo,
alguno de los dos
terminará cayendo.

…..
Este poema forma parte del libro Temporal de Kattia Piñango Pinto. Ella nació en Caracas en 1975 en el seno de una familia de izquierda. En 1998 se graduó de Letras en la Universidad Central de Venezuela.

Me gustó su poesía porque habla como yo, sin intenciones de sonar pretenciosa, intelectual o rebuscada. Habla de la vida en la ciudad, habla de lo urbano, de lo perdido y solos que podemos llegar a sentirnos en nuestros mundos de concreto y asfalto.

Este poemario es de Ediciones La Mancha y forma parte de la colección La Buena Calle que ganó el Premio Nacional del Libro en 2005.