jueves, 10 de julio de 2014

¿Por qué escribes, Eliseo Alberto?


Por tres razones. La primera ya lo dije: nunca aprendí a tocar el piano como es debido. La segunda resulta un tanto más complicada: no llegué a ser campeón panamericano de ajedrez, el gran sueño de mi adolescencia. La tercera razón es personalísima: escribir es la única y complicada manera que he encontrado para decir te quiero, los quiero, quiéranme.

¿Cuáles consideras los máximos valores de una novela?

Que se deje leer y no sea fácil de olvidar.