domingo, 25 de mayo de 2014

Cuarenta frases que no deberíamos decir cuando estamos terminando con alguien


Me gusta tu hermano
(el familiar)

No eres tú, soy yo
(el egocéntrico)

Mi esposa y yo lo vamos a intentar de nuevo
– ¿Estás casado?
(el bi)

Me gustas tanto que debemos terminar
(el coherente)

Tú te mereces a alguien mejor
(el altruista)

Yo te quiero como un amigo
(el friendly)


(el silencioso)

No sentí la conexión
(el enchufe)

¿No quieres hacer un trío?
(el equilátero)

Se apagó el fuego
(el bombero)

¿Sabes en qué pienso? En Galáctica
(el fumón)

Lo nuestro no tiene futuro
(el predestinado)

A mi mamá no le gusta esta relación
(el independiente)

Estoy confundido
(cortesía del chino japonés que inventó la confusión, Miss Panamá).

Igual me vas a prestar los 30 palos, ¿verdad?
(el iluso)

Me gusta tu papá
(el incestuoso)

Si quieres, te puedo recomendar a un psicólogo
(el freudiano)

La cuenta la pagamos a la mitad ¿verdad?
(el tacaño)

Yo no soy el hombre para ti
(el director de casting)

Perdimos la chispa
(el electricista)

Lo nuestro está muerto
(el forense)

Cero uno en la boleta
(el maestro)

Creo que me gustan las mujeres
(el cachapero)

: ( xq sto tnia q psr. urd bst… xss
(el txt msj)

Estamos en etapas diferentes
(el simultáneo)

Esto no tiene sentido
(el existencialista)

Lo tienes muy pequeño
(el glotón)

Entrégate al señor y el te curará tu homosexualidad
(el converso)

Lo tienes muy grande
(el estrecho)

A pesar de todo, te amo
(el flagelante)

No sé si pedirte perdón o pedirte permiso
(cortesía del indeciso, Miss Distrito Capital)

Lo siento, ya cumpliste 18
(el corruptor)

No soporto a tus amigos
(el sociable)

Dios te bendiga
(el evangélico)

Esto es un 386
(el policía)

Vele el lado positivo
(el optimista)

Vamos a darnos un tiempo
(el relojero)

Deberíamos comenzar a salir con otra gente
(el abierto)

Apenas salga de la cárcel, volvemos
(el presidiario)

Has perdido a un novio, pero has ganado a una hermana
(el escarchado)