lunes, 8 de julio de 2013

Solidaridad entre mujeres de EEUU y México por el derecho al aborto

Realismo mágico. En la capital de México las mujeres tienen derecho a abortar. En los otros estados de México no sólo es ilegal, sino que los gobiernos conservadores locales han endurecido las penas contra las mujeres que deciden interrumpir un embarazo.

Por eso, me alegró un montón conocer esta noticia. La organización feminista Marie Stopes de EEUU se metió a la candela y decidió usar a favor de las mujeres mexicanas los recursos de agrupaciones norteamericanas.

Marie Stopes está cubriendo los gastos de las mujeres de Guanajuato que necesiten abortar y no pueden hacerlo en su localidad. La organización estadounidense paga el viaje, el hospedaje y la atención médica para que estas mujeres mexicanas puedan abortar en el DF en condiciones seguras.

¿De dónde sale ese dinero? Del Fondo María, financiado por la red nacional de fondos de aborto de Estados Unidos. Desde junio de 2009 hasta mayo de 2013 este fondo ha ayudado a 74 mujeres guanajuatenses. Ellas pudieron haber muerto o sufrido daños irreversibles si se hubiesen practicado un aborto en condiciones insalubres e inseguras. Afortunadamente la solidaridad feminista supera las fronteras entre los países. Todo el trabajo es voluntario y no se le cobra nada a la mujer que solicita este apoyo.

En Guanajuato el aborto es permitido si el embarazo es producto de una violación, pero la mayoría de los médicos se niega a hacerlo por objeciones de conciencia.

Si quieres saber más sobre esta experiencia te propongo que leas este reportaje de Luz Elena Escobar. Ella recoge los testimonios de las propias mujeres. Desde este puntico de la blogósfera, felicitamos a Luz Elena por este excelente reportaje.