martes, 26 de febrero de 2013

Yolanda Leal, la eterna reina del pueblo


La primera vez que escuché sobre Yolanda Leal fue en uno de los libritos de Oscar Yánes, Así son las cosas. Al parecer había sido una reina de belleza muy famosa durante la década de los cuarenta en Venezuela.

En el cuarto año de mi carrera universitaria, trabajé con un profesor que tenía una productora audiovisual independiente. Él estaba haciendo varios documentales biográficos y uno de ellos era sobre Yolanda Leal. Necesitaba un pasante que hiciera las veces de investigador hemerográfico. Así que me metí de lleno en la Hemeroteca Nacional para averiguar qué había pasado durante ese famoso concurso de belleza.

En 1944 le tocó a Venezuela organizar la Serie Mundial de Béisbol Amateur. Los organizadores de la serie incluyeron la elección de una madrina para esta justa deportiva.
 

El general Medina Angarita estaba en el poder. El congreso era el que elegía a las autoridades y no había voto directo. Los partidos políticos nacientes luchaban para lograr el voto directo, secreto y universal, pero había mucha resistencia en el parlamento.

Lo que comenzó como una elección de madrina se convirtió en una campaña política por todo el país. Los diarios de la época se alinearon con alguna de las candidatas. El Universal y el El Nacional respaldaron a Oly Clemente, una muchacha de los sectores acomodados. Últimas Noticias apoyó a Yolanda Leal que venía de una zona popular.

Es asombroso cómo la prensa de la época hizo lo que muchos años después haría en las campañas presidenciales actuales. Si apoyaban a una candidata, ignoraban todo lo que hiciera la otra. Llegaron a dedicar la portada completa a su favorita. Fue una contienda dura.

Unos días antes de la elección, circuló un volante anónimo que decía “Oly Clemente para la gente decente y Yolanda Leal para la gente vulgar”. Eso generó el rechazo de los seguidores de Yolanda. Era una ataque clasista.

Se hizo la elección y Yolanda se alzó con la corona. Además Venezuela ganó ese año la Serie mundial. Ya lo había hecho en La Habana en octubre de 1941.



 La historia se popularizó en 2010 gracias al documental La Reina del pueblo que hizo mi profesor Juan Andrés Bello. La cinta además ganó el Lasa Award of Merit on Film, entregado por el Festival de Cine de Toronto, en Canadá. El galardón premia a las historias vinculadas con la cultura y los pueblos latinoamericanos.

La noticia de la muerte de Yolanda fue reseñada en la prensa nacional. Murió el domingo 20 de enero de 2013 en su casa de la avenida San Martín.

Tuve el honor de conocerla el día que fuimos a su casa a grabarla. Hermosa, recordaba con detalle algunos momentos de 1944. A pesar de la lucha enconada de los periodistas, ella recuerda con mucho cariño a Oly.

Desde esta Bitácora expresamos nuestras condolencias a sus familiares y seres queridos. Desde allá arriba, Yolanda seguirá siendo nuestra eterna reina.

Si quieres más detalles lee esta nota de AVN.