jueves, 19 de julio de 2007

Placer subversivo de Diana Cordero

Diana Cordero, investigadora y activista argentina, presenta un interesante texto titulado “Acoples subversivos: roles sexuales en las parejas de lesbianas” que pone en evidencia los vínculos entre lo personal y lo político. Este libro fue editado e impreso electrónicamente por fem-e-libros y creatividadfeminista.org.

«Este trabajo se propone dar la palabra a las mujeres lesbianas, permitir que emerja la posibilidad de “nombrarse a sí mismas en el mundo” en lugar de dejar que otros/as (en nombre de las ciencias sociales, la sexología, el psicoanálisis o el feminismo) nombren desde afuera, hablen por ellas, las definan, les asignen una producción de sentido más ligada a los/as interpretadores/as que a las protagonistas», relata Cordero en el prefacio.

A continuación le transcribimos unos párrafos de este atractivo texto:



«La sexualidad de la mujer lesbiana, en tanto ejercida desde el deseo, es una fuerza subversiva y emancipadora. Sostenemos que luchar por una sexualidad placentera es transgredir, es oponerse, es encarar una lucha política».

(…)

«Si existen relaciones de poder, también existe resistencia. Si no la hay, entonces ya estamos hablando de dominación, dice Foucault. Mientras exista una relación de poder, existirá una resistencia constante, sistemática, paralela, contra el poder hegemónico. Táctica y estrategia, ofensiva y contra ofensiva, avance y repliegue, poder y resistencia al poder. En todo ejercicio del poder, se encuentra una resistencia que toma diferentes formas, transita diferentes procesos y cambios, hasta quedar irreductiblemente sellada como un arte. Foucault la llamaría en sus últimos textos “el arte de la existencia».

(…)

«La butch ejerce en esta resistencia política no conciente, una actitud subversiva que se formula en términos de resistencia cuasi simbólica, al enfrentar el corpus discursivo y represivo dominante, el cual la sostiene en una situación de marginalidad social. La butch actúa contra el sistema hegemónico desde la periferia, sin la conciencia política de estar creando un sistema propio alternativo. Se rebela contra la expropiación histórica de su derecho básico de amar a otra mujer, contra el cuestionamiento hacia su deseo, contra la exclusión de la que está siendo objeto».

(…)

«Rescatar a esa mujer butch, marimacho o chonga, es parte de la resistencia. No sólo le ha dicho no a un varón, no a ser poseída; sino que ha elegido a otra mujer como compañera, y otra mujer la ha elegido a ella. Se ha apropiado de lo que “natural y oficialmente” le había sido adjudicado al varón de sus vestimentas, de sus gestos, de sus profesiones, de su falo, del “objeto/sujeto mujer”, de la sexualidad».

Para bajar el libro completo déle clic aquí “Acoples subversivos: roles sexuales en las parejas de lesbianas”