viernes, 1 de mayo de 2015

Latinodiversidad n° 23


Una de las ideas de hacer este programa era explicar a las y los oyentes que los avances en materia LGBT solo se consiguen en gobiernos de izquierda o centro-izquierda.

Nunca la derecha va a legislar a favor de los derechos de las personas LGBT. Si no me creen, pregúntenle al Partido Popular en España, a Sebastián Piñera en Chile, a Álvaro Uribe en Colombia, a Laura Chinchilla en Costa Rica, a Mauricio Macri en Argentina o a Felipe Calderón en México.



A la izquierda latinoamericana todavía le falta entender algunas ideas de las agendas feministas y sexodiversas, como el aborto, el matrimonio igualitario, el cambio de sexo, etc.

Pero ahí las organizaciones LGBT somos corresponsables de que nuestras liderezas y líderes políticos manejen estos temas. Además somos corresponsables de que esos temas se discutan en los medios de comunicación para lograr cambiar la opinión pública a nuestro favor.

Ese trabajo nos toca a nosotras y nosotros, no nos lo va a hacer nadie. No es la iglesia, ni los partidos de derecha los que van a hablar en los medios de comunicación a favor de nuestros derechos. Somos nosotras y nosotros.

Para revisar la relación entre la izquierda y la diversidad sexual en América Latina, conversamos con un invitado brillante. En esta edición de Latinodiversidad entrevisté a Federico Graña, integrante del Colectivo Ovejas Negras del Uruguay.

Federico es un militante de izquierda de toda la vida que logró incorporar la agenda sexodiversa en su práctica política. Con él hice un repaso de la relación histórica entre la izquierda y la población LGBT en los últimos 200 años.



Hubo algo que dijo Federico que me pareció ARRECHÍSIMO. Las organizaciones LGBT de Europa y EEUU llevan décadas. En algunos países están cerca de cumplir cien años de luchas sexodiversas.

A pesar de eso, han avanzado poco y lento, si lo comparamos con algunos países de América Latina. ¿A qué se debe esto? Federico dio una respuesta que me dejó la mandíbula en el piso.

En Uruguay y Argentina, las organizaciones LGBT se vincularon a otros movimientos sociales de izquierda y cerraron filas para lograr cambios sociales profundos. Fue así como en pocos años en Uruguay se aprobó el matrimonio igualitario, el aborto libre, seguro y gratuito y la despenalización de la marihuana.

En EEUU y Europa no han hecho este nexo con otros movimientos sociales y casi un siglo después han avanzado muy poco.

ARRECHÍSIMO

Tienes que escuchar la entevista completa. No tiene desperdicio. Federico es un duro en el análisis.

A continuación puedes escuchar la entrevista completa con Federico.


Además esta edición trae:

+ Ecuador: se consagra como un derecho constitucional la unión entre personas del mismo sexo
+ Chile: sale del closet el primer militar activo de las Fuerzas Armadas. Les hablamos de Mauricio Ruiz, integrante de la Armada.
+ Colombia: la Corte Constitucional avaló la adopción de un menor por una pareja del mismo sexo
+ Venezuela: se aprobó la Ley de protección a pacientes con VIH
+ México: comenzaron a capacitar sobre diversidad sexual en numerosos penales
+ Trinidad y Tobago: jóvenes activistas LGTB del Caribe se reunieron para definir un plan de trabajo
+ Costa Rica: gobierno presentará proyecto de ley que penaliza la discriminación hacia las personas LGBT
+ Argentina: Facebook amplió su oferta de género al momento de registrarse en ese país
+ Paraguay: se llevó a cabo décima edición del Festival de Cine LesbiGayTrans de Asunción
+ Te lo juro: Comenzó a funcionar la primera aerolínea gay del mundo
+ Música: Freddy Mercury - Queen y su canción Rapsodia Bohemia
+ La conversa: Exploramos la relación histórica entre la izquierda y la diversidad sexual en América Latina y el mundo. Para ello, hablamos con el activista Federico Graña, integrante del Colectivo Ovejas Negras del Uruguay

Escucha y descarga la edición 23 de Latinodiversidad, haz click a continuación



Si quieres recibir cada nueva edición de Latinodiversidad en tu correo electrónico, suscríbete a nuestro canal de Ivoox