jueves, 27 de marzo de 2014

Macondo


Esta imagen es hermosa. Es una frase del relato “Isabel viendo llover en Macondo” de Gabriel García Márquez en el libro de cuentos Ojos de perro azul:

“Me acordé de las noches de agosto, en cuyo silencio maravillado no se oye nada más que el ruido milenario que hace la Tierra girando en el eje oxidado y sin aceitar.”