miércoles, 23 de enero de 2013

Expulsan a pareja gay de un McDonalds por darse un beso y no se quedaron callados

El año comenzó con todos los hierros. En Argentina, el pasado 6 de enero expulsaron a una pareja gay de un McDonalds en Buenos Aires. ¿La causa? Darse un beso en público. Al parecer, está bien si gastas tu dinero en estos sitios de comida poco saludable, lo malo es si se te nota mucho que eres maricón.

Julián y Nicolás pidieron hablar con el gerente. Éste les dijo que estaba prohibido besarse porque era un negocio de "ambiente familiar" y "los niños no podías ver eso". A "eso", se refiere a que los niños no pueden enterarse que hay diferentes formas de expresar el afecto y el cariño entre los seres humanos adultos.

El gerente llegó incluso a negarles el libro de reclamos y los expulsó del lugar. La noticia se divulgó entre los conocidos y organizaron un besatón en la entrada de este McDonalds ubicado en la calle Florida 281 de Buenos Aires.

Queda la pregunta latente ¿Es legal que te expulsen de un lugar porque eres gay, lesbiana, bisexual o trans? ¿No hay rollo si lo eres, siempre y cuando no lo estés demostrando a todo el mundo? ¿No hay una ley que prohibe estos actos de discriminación?

En otros países de América Latina estamos acostumbrados a escuchar casos similares. En la mayoría, no se llegan a organizar protestas tan sencillas pero poderosas como los besatones. Ojalá este año, las y los activistas sexodiversas/os sigamos dándole la pelea a los intolerantes en todos los espacios.

Lee la nota completa en Ambiente G