domingo, 3 de enero de 2016

Ronny y yo de Guy Shalem



Para leer esta nota te propongo un trato. Antes de seguir leyendo, dale play al corto que tienes abajo. Velo primero, y luego te cuento por qué me gustó tanto.


Ronny & i (R-rated Version) from GS on Vimeo.


¿Ya lo viste? No hagas trampa. Dale play.

Si lees esto primero, antes de verlo, te voy a arruinar la historia.



Estás avisada/o.

“Ronny y yo” es un corto filmado en Santa Bárbara, EEUU, con el estilo de cámara en mano. Es el videodiario de un muchacho que decide salir del closet frente su novia y su mejor amigo.

Él lo hace antes de un viaje a la playa con ellos dos. La novia estalla y el mejor amigo lo toma mejor.

El corto recoge esta salida del armario. Los temores, la ansiedad, el rechazo, la aceptación.

Dicho esto, confieso que este corto ME ENCANTÓ. Es hermoso cómo recogen este momento importante para una persona. Me pareció sublime la forma como retratan la intimidad.

Ojalá hayas visto el corto antes de leer esto. Si no, te jodiste. Estabas advertida/o.



Lo más arrecho es que la historia no es real. Sí, como lo lees. Es ficción. Durante todo el corto, yo pensaba que estaba viendo una salida del armario real, documentada en un videodiario.

Las actuaciones, el montaje, la cámara, los detalles, todo está tan bien hecho que terminas convencido de que es real.

La ilusión termina cuando ves los créditos y descubres que Guy Shalem fue el encargado de producir, dirigir y editar el corto. Los actores se llaman Adam Berry y Luke Humphrey.

De verdad, hay que quitarse el sombrero con el director/editor y con los actores. Las actuaciones son supernaturales, frescas. Logran convencernos de que es real.